Tutorial Mascarillas de Protección

Antes de mostraros cómo hacer estas mascarillas protectoras quiero recordaros que NO son válidas para tratar con enfermos de Coronavirus, pero SÍ nos servirán para protegernos un poco en estos días tan complicados.  Utilizándolas podremos protegernos nosotros y proteger a los que tengamos cerca.

Os mostraré dos versiones. Una de ellas irá sujeta a las orejas con goma, más rápida de hacer pero que puede resultar más incómoda de llevar. La otra irá sujeta con cintas por detrás del cuello y cabeza.

Materiales que utilizaremos:

. Tela de algodón 100% para el cuerpo de la Mascarilla. Porque es un tejido natural, transpirable y lavable a altas temperaturas, lo que permite una eliminación más eficaz de los gérmenes.

. Cinta de goma elástica, para la versión “gomas” o Cinta de tela de algodón, para la versión “cintas”

. Hilo de coser

Herramientas que necesitaremos:

. Alfileres y Aguja

. Base de corte, regla y cúter o cinta métrica y tijeras

. Máquina de coser

Realización:

Comenzaremos con el cuerpo de la mascarilla y lo haremos de doble tela para una mejor protección.

Cortamos dos trozos de tela de 18x25cm, uno para el exterior y otro para el interior de la mascarilla.

Buscamos el centro de los lados cortos y preparamos, en cada uno de los lados, tres pequeñas tablitas de manera que donde antes teníamos 18cm se quede como unos 10cm. Sujetamos las tablitas con alfileres o les pasamos un hilván.

Buscamos el centro de los lados largos y preparamos otras tres pequeñas tablitas en uno y otro lado. De forma que los 25cm que teníamos antes de hacer las tablitas se queden en 18cm. Sujetamos las tablitas con alfileres o les pasamos un hilván

Hacemos lo mismo en los dos trozos de tela, en el del exterior y en el del interior de la mascarilla.

¿Sabes por qué hacemos tablitas en los cuatro lados de la mascarilla? El hacerlas también arriba y abajo nos va a permitir dar más espacio y comodidad a la nariz para una mejor respiración y un mayor ajuste en la barbilla. Cuando respiramos expulsamos vapor de agua y el tener este espacio de más evitará que se nos condense y nos incomode al respirar”.

En la versión “goma” cortaremos dos trozos de cinta de goma, de unos 15cm de largo, uno para cada lado de la mascarilla.  Importante: Comprobar antes la medida de la goma para que no quede muy tirante y pueda llegar a hacernos daño.

Colocaremos los dos trozos del cuerpo de la mascarilla con los DERECHOS encarados y haciendo que nos coincidan bien las tablitas. En los laterales, y entre medias de los dos trozos del cuerpo de la mascarilla, colocaremos las gomas con el “asita” hacia dentro y coseremos a la máquina todo alrededor, dejando un huequito para dar la vuelta a la labor.

Una vez dado la vuelta, colocamos bien las telas del huequito y pasamos otro pespunte todo alrededor que nos servirá tanto para dejar cosido el huequito como para reforzar la costura de las gomas.

En la versión “cintas” cortaremos dos trozos de tela de 6x10cm para cerrar los laterales y dos de 6x90cm para los lados largos y las tiras de atar.

Doblamos las tiras a la mitad, a lo largo, de manera que nos queden dos tiras de 3×10 y otras dos de 3x90cm.

Colocaremos los dos trozos del cuerpo de la mascarilla con los REVÉS encarados y haciendo que nos coincidan bien las tablitas.

Ponemos las tiras de los laterales por el interior de la labor al borde de la tela, con la parte abierta del doblez hacia afuera,  y cosemos a máquina con puntada recta. Después volvemos la tira hacia el exterior de la mascarilla y lo cosemos con una puntada de zigzag.

Hacemos igual con las tiras de los lados largos pero las ponemos desde el centro del cuerpo de la mascarilla hacia los laterales. Cosemos a máquina con puntada recta y después de volver las tiras hacia el exterior de la mascarilla terminamos de coser con puntada de zigzag tanto el cuerpo de la mascarilla como el resto de tira que nos servirá para atar.  

Portacarretes de la Máquina de Coser


Habrás observado que algunas máquinas de coser vienen provistas de un portacarretes en vertical y otras de un portacarretes en horizontal.

¿Cómo es el de tu máquina? ¿Conoces cómo trabaja con el hilo cada uno de ellos?

 

PicsArt_03-02-12.30.45

Una máquina con el portacarretes en vertical, a la hora de coser, deberá ir tirando del hilo con la intensidad suficiente para hacer girar el carrete y que el hilo se vaya soltando según lo vaya necesitando la costura.

En este caso es importante que el carrete pueda girar con facilidad, con lo que es recomendable:

  • Mantener el eje del portacarretes limpio de restos de etiquetas que a veces dejan los carretes
  • Mantener la base del portacarretes limpia de polvo u otros restos
  • Colocar en la base del portacarretes un fieltro que facilite el giro del carrete   PicsArt_03-02-12.31.10
  • No utilizar carretes de hilo de mucho peso (mucha cantidad de hilo) para que la máquina no tenga que hacer un esfuerzo extra en hacerlo girar.

 

PicsArt_03-02-12.28.11

Una máquina con el portacarretes en horizontal, a la hora de coser, deberá ir tirando del hilo para que se vaya soltando del carrete suavemente según lo vaya necesitando la costura.

En este caso es importante que el carrete esté estable en el portacarretes y no provoque saltos en el hilo, con lo que es recomendable:

  • Mantener el disco de sujeción del portacarretes bien ajustado al carrete, utilizando el disco grande para los carretes grandes y el disco pequeño para los carretes más pequeños.
  • Si tu disco de sujeción es más pequeño que el carrete, y si el carrete tiene una hendidura, coloca el carrete de manera que la hendidura quede orientada a la base del portacarretes.  PicsArt_03-02-12.30.16

 

En ambos casos, sólo si la máquina de coser puede desenrollar el hilo con facilidad las puntadas podrán ser precisas y homogéneas.