Mini cesta de dos asas

Una mini cesta de dos asas siempre viene bien para muchas cosas, así que en esta ocasión vamos a ver cómo hacer una mini cesta de dos asas.

Amplía tu cuadrito del Recuerdo de Sigüenza, añadiendo nuevas telas alrededor, hasta obtener una medida aproximada de 24 x 30 cm.

Ésta será la parte frontal de tu mini cesta.

Prepara otra pieza del mismo tamaño (24 x 30 cm) para la parte de atrás de la mini cesta, otras dos piezas más de tela para el interior y dos más de guata.

Con unas pocas costuras a máquina hay que sujetar cada una de las piezas de guata a una de las telas. Da lo mismo que las sujetes a las telas del exterior de la mini cesta o a las del interior, tú eliges.

En este momento tenemos dos piezas de tela con guata y otras dos sin guata.

Ahora, en estas cuatro piezas, vamos a cortar un cuadrado de 5 cm en cada una una de las esquinas de abajo, dándole la forma necesaria para formar después la base de la mini cesta.

Colocar las telas con las caras bonitas juntas, exterior con exterior e interior con interior, y coser los laterales de la cesta tomando como ancho de costura el pie del prensatelas.

Coser también la parte de abajo, dejando abiertos los cuadraditos que cortamos previamente.

Formar la base de la mini cesta haciendo coincidir la costura del lateral de la cesta con la de la base, y coser para cerrar el hueco.

Tendremos que hacer esto mismo tanto con las telas del exterior como las del interior.

Preparamos las asas con dos trozos de cinta rígida (cinta de mochila o de persiana) de unos 15 cm de longitud cada una.

Las colocamos en las telas del exterior, con el doblez hacia el centro de la labor, a 1’5 cm a cada lado de la costura central. Sujetar con alfileres o hilvanar.

Poner la parte interior de la mini cesta con la cara bonita de las telas hacia dentro e introducir en ella la parte exterior, de manera que queden las caras bonitas de las telas juntas.

Colocar todo bien, cuadrando las costuras y la base en su sitio y asegurándose que las asas han quedado también en el interior. Coser toda la parte superior de la mini cesta dejando en la parte de atrás un hueco de unos 7 cm, para que una vez cosido podamos dar la vuelta a la labor.

Una vez dado la vuelta, colocar bien todas las telas de la mini cesta y preparar para pasar un pespunte bien al borde todo alrededor.

Con esta costura final cerraremos el hueco de 7 cm que dejamos para dar la vuelta a la labor y aseguraremos un poco más las asas.

¿Te damos más ideas de labores?

¡Visítanos en Sigüenza!