Tipos de dedales y sus usos

Existen diversos tipos de dedales, cada uno con su función, pero un dedal no sólo es un instrumento de costura con el que empujar la aguja al dar una puntada, un dedal es mucho más: Es historia, tradición, colección, recuerdos de mil viajes y una increíble protección para nuestro brazo, desde el dedo hasta el hombro.

Suele tener forma de pequeño cubilete, por el que se introduce el dedo corazón de la mano con la que se sostiene la aguja a la hora de coser. Además de su misión de empujar la aguja tiene que ayudar a los dedos índice y pulgar al coser, pues es el encargado de hacer el movimiento de la aguja, hacia el interior de la tela primero y hacia el exterior después, descargando así la presión en estos dedos “pinza”.

Tipos de dedales

Y para facilitar esta maniobra, tiene en su superficie una serie de muescas en las que apoyar la aguja con seguridad, sin que resbale. Algunos, además, van provistos de un borde para un mejor éxito en la misión.

El dedal nos protege de clavarnos en el dedo la parte superior de la aguja, al mismo tiempo que nos descarga de tensión en la mano, antebrazo, brazo y hombro.

Se utiliza desde tiempos inmemoriales y, aunque empezó siendo una simple piedra con la que se empujaba una aguja de hueso, hace casi 2500 años que fue tomando su forma actual. El metal comenzó a ganarle terreno a cualquier otro material como el hueso, cerámica o marfil, que se reservaron para las piezas de decoración y colección.

El dedal se ha convertido en un instrumento esencial en cualquier kit de costura existiendo hoy en día muchos tipos, en función de la labor y técnica que se esté trabajando: bordados, aplicaciones, acolchados, patchwork, cuentas, costuras decorativas, sastrería…, o de los materiales con que se realizó: metal, goma, cuero…

Es una herramienta de costura indispensable y muy personal, por lo que es muy importante que proporcione la comodidad y sensación adecuadas. Y es que ya lo dice el refrán:

“Costurera sin dedal, cose poco y cose mal”

TIPOS DE DEDALES

Dedales metálicos:

Dedales metálicos
  • Ventajas: Muy duradero. Nunca nos vamos a pinchar y es muy útil para trabajos en los que tengamos varias capas de tela o telas muy gruesas que necesiten una mayor presión de la aguja para poderlas atravesar.
  • Inconvenientes: No se acomodan completamente al dedo y pudiera ocurrir que necesitemos distinta talla de dedal para distinta estación del año.

En A Punto de Patch tenemos estos tan bonitos y alegres para tus labores: dedales metálicos.

Dedales de silicona:

  • Ventajas: Buena sujeción al dedo y suelen ser más económicos.
  • Inconvenientes: En trabajos en los que haya que hacer mucha fuerza, la cabeza de la aguja puede llegar a travesar la silicona y pincharnos. 🙁
Dedales de silicona

Dedales mixtos plástico-silicona:

Dedales mixtos plástico-silicona
  • Ventajas: Muy cómodo y con buena sujeción al dedo. Además, la parte rígida de plástico facilita la presión de la aguja en tejidos gruesos.
  • Inconvenientes: No los tiene si utilizamos correctamente el dedal. Pero si no presionamos con la parte rígida podemos encontrarnos con el problema del dedal de silicona.

Dedales mixtos metal-silicona:

Dedales mixtos metal-silicona
  • Ventajas: Tiene los beneficios de los anteriores.
  • Inconvenientes:  A veces el precio puede resultar algo más elevado

Por ello, si quieres un dedal muy duradero y versátil (de todos los tipos de dedales, este es el que más nos gusta) haz clik aquí.

Otros dedales: dedal de anillo, Yubinukis o dedales japoneses, dedales de cuero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *